Las galettes bretonas: un placer no-culpable

¡Me fascinan las galettes bretonas! No lo puedo evitar. Y me gustan tanto que, durante el viaje a Saint-Malo y al Mont Saint-Michel, fue lo único que comí. Lo más probable es que la palabra “galette” les suene a “galleta”, pero no lo es.

Esta fue la primera galette que comimos.

Esta fue la primera galette que comimos.

Las galettes son unos panqueques o crepas hechos con harina de “trigo negro” o alforfón (sarrazin en francés). Es uno de los platos típicos de la región de Bretaña, situada al noroeste de Francia y se preparan sobre unas placas calientes que permiten maniobrarlas con facilidad.

La primera vez que las comí fue hace 20 años atrás y sólo hace un par de meses las volví a comer durante un viaje a Brest. Para aquellos que tenemos problemas con el trigo, las galettes son ideales, porque el cereal del que están hechas no contiene gluten, así es que por eso aproveché de disfrutarlas al máximo. ¡Adiós dieta! (por un fin de semana por lo menos…)

En Bretaña, las galettes se comen como plato de fondo con ingredientes salados. La más tradicional, es la “complète” que lleva jamón, queso y un huevo entero cocido junto con la galette. Como postre, se comen una galette de “froment”, que es el trigo candeal, con chocolate derretido, o con “frangipane”, una crema de almendras.

Esta es la galette "complète".

Esta es la galette “complète”.

Esta galette tenía chocolate derretido...¡ñamis!

Esta galette tenía chocolate derretido…¡ñamis!

Como no puedo comer gluten, opté por comer las galettes saladas y dulces sólo con “sarrazin” y no tuve ningún problema. Una de las galettes dulces que comí era muy simple: mantequilla y azúcar. ¡Estaba exquisita! Mi marido pidió una galette dulce con pasta de almendras y era ¡de otro mundo! La recomiendo 100%, pero no después de una galette complète, porque es un poco pesada, y calórica….

Para acompañar las galettes es tradicional pedir una “bolé”, que es básicamente una taza de sidra. Yo probé de dos tipos y la que más me gustó fue la Val de Rance, una sidra dulce y muy suave.

Pueden pedir una botella,

Pueden pedir una botella,

o sólo una bolé (una taza) de sidra.

o sólo una bolé (una taza) de sidra.

Si van a la región de Bretaña, encontrarán galettes en la mayoría de los restaurantes, pero pregunten si son 100% de alforfón o sarrazin. En algunos negocios mezclan las harinas porque el sarrasin no es tan suave como el harina de trigo candeal. Para estar seguros, es mejor decir que tienen alergia al trigo. Yo pregunté y cuando mezclaban las harinas, me lo dijeron.

Así es que ya saben, si visitan Bretaña, ¡tienen que probar las galettes!

Anuncios

6 comentarios en “Las galettes bretonas: un placer no-culpable

  1. Pero qué delicia!!!!!!
    Probé galettes hace mucho tiempo en París pero no supe qué clase de harina usaban. Tengo un local de crèpes y galettes cerca, creo que el fin de semana iré a dar una vuelta ;D
    Saludos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s