Auschwitz-Birkenau: lugares de memoria

Cuando llegamos al paradero de buses cercano al campo de concentración de Auschwitz, cerca de las 11:00 de la mañana, se me apretó la guata (estómago). Fue una sensación extraña. Por un lado estaba contenta de haber llegado, pero por otro lado, estaba nerviosa porque tenía claro lo que vería.

IMG_1833 Sigue leyendo

Anuncios