Paseando por París: Siempre hay tiempo para un buen té.

¡Me fascina el té! En mi casa tengo varias cajas con té de diferentes sabores y aromas. Si bien el tipo Earl Grey es mi favorito, el té a la menta no se queda atrás en mi escala de los top 10. Encuentro que tanto su sabor como su aroma son la mezcla perfecta entre delicadeza y carácter (son los delirios no-objetivos de una adicta al té, jajaja).

IMG_20140701_170248

En París, el mejor lugar para tomar un rico té a la menta en un ambiente relajado, es el salón de té la Gran Mezquita de París.Ubicada frente al Jardín de Plantas, la Gran Mezquita de París fue construida entre 1922 y 1926. Está compuesta de diversos espacios: la mezquita, el minaret, un hammam, una pequeña tienda, un restaurant y un salón de té. El ingreso a estos últimos cuatro espacios se hace por la calle Geoffroy Saint-Hilaire. No hay ningún cartel en la entrada, así es que sólo hay que ingresar al patio.

Este es el minarete de la mezquita.

Este es el minarete de la mezquita.

El salón de té está bellamente decorado con mosaicos que le dan un toque diferente. Desde el momento en que uno ingresa al primer patio, se nota el cambio de ambiente. Para pedir un té, sólo hay que buscar una mesa y sentarse. Hay camareros que se pasean por todas partes con bandejas de té y se acercan a las mesas ofreciéndolos. Sólo hay que llamarlos y tendrán un rico té de menta frente a ustedes. Cada vasito cuesta 2 euros y hay que pagar inmediatamente. Si quieren pedir otra cosa, sólo hay que decirle al camarero.

Aunque el té ya está endulzado, pueden acompañarlo con alguno de los pastelitos árabes vendidos en un mesón. Son muy ricos y como los preparan ahí mismo, siempre están frescos. Cada uno cuesta 2 euros. Si no quieren pastelitos, pueden pedir helados.

Este dulce era de pistacho. ¡Una delicia!

Este dulce era de pistacho. ¡Una delicia!

Una buena combinación

Una buena combinación

En el patio abierto se puede fumar y es posible arrendar una pipa de agua o narguile.

Si están en París, y quieren hacer algo diferente, les recomiendo ir a este salón de té. Está abierto todos los días de 9:00 a 00:00.

¿Cómo llegar?

En metro: la estación de metro más cercana al salón de té es Censier-Daubeton (línea 7). Cuando salgan de la estación, caminen por la calle Daubenton en dirección al Sena. Llegarán directamente a la calle Geoffroy Saint-Hilaire.No se perderán.

Otra estación de metro que queda relativamente cerca es Jussieu, de la misma línea 7. Si se bajan en esta estación, les recomiendo visitar primero el Jardín de Plantas y dejar el salón de té para el final de la visita. Cuando lleguen a la Galería de la Evolución, parte del Museo de Historia Natural dedicado al estudio de la biodiversidad, verán la mezquita en la vereda del frente.

En bus: No hay buses que lleguen directamente a este salón de té. El bus n°89 los deja en una de las entradas del Jardín de Plantas. Les recomiendo ir en metro y al regreso tomar el bus n°89 para regresar al centro de París. El paradero está frente al salón de té.

Anuncios

2 comentarios en “Paseando por París: Siempre hay tiempo para un buen té.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s